Skip links

El masaje relajante, qué es, a quién va dirigido y beneficios.

El masaje relajante es una terapia manual destinada a mejorar el bienestar de la persona ya que su máximo objetivo es aumentar la producción de endorfinas en nuestro cuerpo. 

El masaje es un método de valoración y tratamiento manual de aquellas partes del cuerpo humano que presentan alguna dolencia, o susceptibles de presentarla, con el objetivo de mejorar el dolor, reducir o eliminar tensiones musculares, mejorar la circulación sanguínea y linfática, y conseguir un alivio del etres, la ansiedad y las tensiones del dia a dia. 

En resumen, el objetivo principal del masaje relajante es aliviar la tensión y conseguir un estado mental de relajación, priorizando las manipulaciones y los pases suaves por encima de los movimientos bruscos y profundos, mas reservados para el masaje terapéutico o descontracturante. 

El masaje se realiza normalmente e una camilla con la parte del cuerpo a trabajar al descubierto, con manipulaciones suaves y poco profundas, intentando ofrecer en todo momento una sutil pero agradable estimulación sensorial al paciente, de manera que los sentidos del olfato oído y vista puedan añadirle un valor extra. 

Por este motivo es primordial disponer de una cabina de masaje con un ambiente relajante, una temperatura adecuada, estéticamente agradable, música suave e ir jugando con los aromas de los aceites para proporcionarle a la persona el mayor bienestar confort y relajación posible. De todos estos términos hablaremos mas adelante. 

Cualquier persona es susceptible de hacerse un masaje relajante, siempre que le apetezca y le guste esta técnica, pero es especialmente recomendable para individuos sanos, sometidos a gran presión personal o laboral, situaciones de tensión, estrés, ansiedad, depresión leve o problemas circulatorios y/o musculares leves. En ningún caso el masaje relajante puede ni debe sustituir un tratamiento o visita medica. 

Las mujeres embarazadas necesitaran autorización de su medico para poder hacerse el masaje relajante y tanto mujeres en estado como lactantes deben avisar al terapeuta de que no use aceites esenciales para el tratamiento, pues algunos podrían ser perjudiciales para el bebe. Asi mimo, las personas alérgicas por via tópica a frutos secos, con alergias o sensibilidades cutáneas deben avisar al masajista para poder usar el aceite mas seguro en cada caso. 

Dado que el masaje relájate no es una terapia agresiva ni invasiva, en si mismo no tiene contraindicaciones, aunque no se debería aplicar en casos de enfermedad infecciosa aguda, hipotensión, cáncer en proceso de metástasis, cáncer linfático, ni en casos de hongos ni enfermedades de la piel que puedan ser contagiosas. 

Como se puede deducir por esta información, el masaje relajante es una terapia manual muy segura, complementaria a cualquier otra terapia o tratamiento convencional o natural, destinado a mejorar el bienestar de la persona, ya que su máximo objetivo es amentar la producción de endorfinas en nuestro cuerpo, conocidas también como hormonas de la felicidad. 

Por ejemplo, los masajes relajantes son especialmente beneficiosos para los dolores de espalda, reduciendo el uso de analgésicos un 36%. Los dolores de cabeza responden muy bien a este tratamiento, se reducen migrañas y mejoran el sueño. Reducen el pulso cardiaco, bajan la presión sanguínea y aumenta el flujo de sangre a los musculos. Los masajes reducen también el cortisol, mas conocido como la hormona del estrés en un 50%. Mejoramos la flexibilidad mediante la liberación de la tensión muscular y calambres. Ademas elimina las toxinas de los musculos debido al incremento de oxigeno alrededor del cuerpo. 

Imagen descargada de www.freepik.es

You may also like